El arte de diseñar y crear espacios

las funciones del decorador, es ofrecer personalidad a un espacio, tras los objetos, las formas y los colores.La competencia del decorador se ciñe a elegir el color de las sillas, los materiales, y el tipo de luz, crea un ambiente y da una personalidad al espacio.

Diferencia entre diseñador de interiores y decorador de interiores

Muchas personas confunden dos profesiones bien distintas, diseñador de interiores y decorador. Utilizando las dos profesionas indistintamente. Pero lo cierto es que cada disciplina requiere de unos conocimientos y habilidades concretas. Veamos estas diferencias.

Diseñador de interiores, el arte de crear espacios para personas 

En principio, un diseñador de interiores debe y tiene que tener unos buenos conocimientos de arquitectura, estructura, psicología ambiental, la relación de la sociedad y el espacio, la integración del desarrollo de la vida con los edificios, las tendencias en la historia, el estudio de la luz y el color, el dominio de las formas, la estética y lo funcional sobre lo más importante la seguridad.

Como veis la decoración está dentro de las funciones de un diseñadores de interiores, ya que esté tiene un concepto más global y profundo sobre todo lo que le rodea al mundo del diseño. Pero el decorador es un refuerzo en el concepto de lo “meramente” estético.

Como curiosidad, en Estados Unidos, esta profesión tiene un Colegio. El National Council for Interior Design Qualification (Consejo Nacional de Calificación para el Diseño Interior) acredita a aquellos diseñadores de interior que tienen el conocimiento y la experiencia necesaria para crear espacios interiores que no satisfagan solamente lo estético sino también la funcionalidad y seguridad. Mientras que ser decorador no exige ningún número de colegiado, y su escolarización es menor. Podriamos compararlo como la Universidad y el ciclo formativo de España.

El  diseñador de interiores crea espacios según la necesidad del hombre

El diseñador de interiores, comprende la necesidad de la sociedad y el espacio, creando o destruyendo, para ofrecer funcionalidad y belleza en un mismo espacio.

Decorador de interiores, la personalidad tras el color y los objetos 

El decorador se forma de una forma más concreta y especifica, y por lo tanto también más limitada, sobre la moda, la estética, teoría de color y la forma. Todo lo relacionado con la estética, los materiales, la expresión de la personalidad tras los objetos.

Tiene un conocimientos actuales sobre muebles, cocinas, aprovechamiento del espacio, recursos estéticos, cambios de imagen, materiales como textiles, ecologicos… elección de obras de artes, etc. En resumen todo lo que “viste” una espacio, para potenciarlo y embellecerlo.

las funciones del decorador, es ofrecer personalidad a un espacio, tras los objetos, las formas y los colores.

La competencia del decorador se ciñe a elegir el color de las sillas, los materiales, y el tipo de luz, crea un ambiente y da una personalidad al espacio.

“Ambas, persiguen un objetivo común, el dialogo entre los espacios interiores y el hombre”

A diferencia del interiorista, no modifica el espacio y su estructura, echar abajo una pared, sería un ejemplo. Sino que juega con ella para sacarle el mayor partido. Por ejemplo, pintando las paredes de color claro para dar amplitud.

Esto son los matices entre una profesión y otra. Ya que ambas, persiguen un objetivo común, el dialogo entre los espacios interiores y el hombre, su formación y preparación son distinas, eso sí. Pero las profesiones lo hacen los profesionales, y en el arte, hay mucho de uno propio, de sus comprensión y entendimiento, lo que hace estar valorados en el sector del diseño en la plenitud de la palabra.

Be the first to comment on "El arte de diseñar y crear espacios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*